Packaging Ilustrado (Vol. I)


N E C T A R

· Blooming · Eau de Parfum Box ·

 


'Nectar'

‘Nectar’


'Nectar' · Eau de Parfum

‘Nectar’ · Eau de Parfum

 


A L L    A B O U T    H A I R

· Scented Collection · Salon Hair Products ·

 


'Sakura Bloom'

‘Sakura Bloom’


All About Hair · 'Sakura Bloom'

All About Hair · ‘Sakura Bloom’


'Midnight Orchid'

‘Midnight Orchid’


All About Hair · 'Midnight Orchid'

All About Hair · ‘Midnight Orchid’


All About Hair · Scented Collection

All About Hair · Scented Collection


Entrevista para ‘El Arquitecto de Ilusiones’

Recientemente he tenido la oportunidad de ser entrevistada por El Arquitecto de Ilusiones.  Me encanta este tipo de entrevistas porque solucionan muchas de las dudas que me consultáis en las redes sociales, y además son el medio ideal para reflexionar sobre mi trabajo.

Podéis leerla a continuación o directamente, e ilustrada (que siempre es mejor) en su página: 10 preguntas a Cristina Alonso.

 

¿Recuerdas tu primer dibujo? ¿Qué fue?
Lo cierto es que dibujo desde que tengo memoria y me sería imposible recordar qué fue lo primero. Probablemente retratara a gente de mi entorno, a mi familia, lugares conocidos.
Lo que sí tengo en la memoria es un cuaderno de cartulinas negras que llené un verano cuando era muy pequeña: eran dibujos con ceras de color llenos de hadas, sueños y fantasía.

¿Qué te empujó a hacerte ilustradora?
De pequeña soñaba con ser “pintora”; desconocía la existencia del oficio de ilustrador, y tan sólo sabía que lo que más me gustaba en el mundo era dibujar.
Con el paso de los años, aunque mis estudios no se enfocaron al arte, seguí con mis lápices; y tras licenciarme en Filología Hispánica sentí la necesidad de desarrollar mi faceta artística.
Descubrí entonces el Curso avanzado de ilustración profesional de ESAT (Escuela Superior de Arte y Tecnología de Valencia), que me cambió la vida: aprendí muchísimo de los profesores – estupendos ilustradores profesionales- y amplié radicalmente mi forma de entender la ilustración.
Aunque luego he seguido formándome, creo que ése fue el punto en el que supe, sin lugar a dudas, que esto es a lo que quería dedicarme.

¿Te costó mucho encontrar tu estilo?
Me preguntan mucho por el estilo y lo cierto es que jamás lo he buscado; creo que más bien he ido desarrollando una forma de trabajar (que a día de hoy sigue evolucionando) y de hacer las cosas, y finalmente, tantos años de trabajo han cristalizado en un estilo propio que se ha definido de la forma más natural posible.
Pienso que en el fondo es el estilo quien nos encuentra a nosotros si invertimos el tiempo y el esfuerzo necesarios, ya que más que con una primera forma gráfica, creo el estilo que tiene que ver con nuestro universo de ideas y por supuesto, con nuestra sensibilidad.

¿Por qué siempre chicas?
Creo que se debe al sencillo hecho de que soy mujer y como tal me resulta más fácil identificarme con el universo femenino, buscando su belleza y particular expresividad.
En estos momentos las mujeres protagonizan mi obra, pero de cuando en cuando dejo huecos para el género masculino o para los paisajes, que pretendo ir explorando más y mejor.

¿Cuál es tu proceso creativo?
Lo fundamental para mí es comenzar con el concepto. Me gusta buscar ideas atractivas mediante diminutos bocetos y dibujo automático muy rápido. Es una forma de investigar, desechar material y conectar con otros conceptos que en un principio no me hubieran interesado, pero que terminan siendo las bases de mi trabajo.
Respecto al proceso más técnico, realizo siempre el dibujo en analógico (lápiz, tinta, rotuladores profesionales y acuarelas son mis herramientas preferidas) y suelo aplicar después el color mediante técnicas digitales, tratando de mantener el acabado “manual”, que para mí desprende una calidez única.

¿En qué artistas te inspiras?
Me cuesta mucho citar unos nombres sabiendo siempre que me dejo muchísimos otros; además la lista sería demasiado larga.
Me encantan tanto artistas clásicos como ilustradores contemporáneos. Siento particular debilidad por la ilustración de fantasía, el surrealismo pop, la ilustración de moda y la poesía visual.

¿Algún proyecto soñado?
Me encantaría crear un libro ilustrado o un álbum de poesía visual. Ahora mismo estoy centrándome en ilustración editorial y publicidad, pero espero ir sacando tiempo poco a poco para mis proyectos más personales.

¿Qué crees que hace que una pieza tenga éxito?
Ojalá lo supiera. Creo que la fórmula del éxito es difícil –sino imposible- de encontrar. De lo que sí estoy convencida es que los trabajos hechos con pasión y alma siempre gustan y transmiten más.

¿Algún consejo para otr@s ilustrador@s que estén empezando?
Trabajar mucho, mucho, mucho, todos los días. Ser siempre fiel a unos principios y estrictos con los horarios: la ilustración es un camino duro y no podemos depender de la inspiración nocturna o de las musas.
Y ante todo, levantarse siempre, tras cada caída, y con ánimos renovados, porque a fin de cuentas, si nos dedicamos a esto es por lo mucho que amamos dibujar.

El Arquitecto de Ilusiones.

 

¡Ha sido todo un placer! Os recomiendo que no dejéis de seguirles en su web, y redes sociales (TwitterFacebook), ofrecen contenidos y recursos gráficos muy interesantes.

Entrevista para AACA

Hoy acaba de ser publicada la entrevista que me realizaron para la AACA (Asociación Aragonesa de Críticos de Arte). Podéis leerla a continuación o directamente en la revista: Entrevista a Cristina Alonso.

¡Y muchísimas gracias a Julio Andrés Gracia Lana, crítico e historiador de arte, por su interés, amabilidad y profesionalidad!

 

 

Entrevista a Cristina Alonso
Un acercamiento al mundo de la ilustración contemporánea

Resumen:
Cristina Alonso es una joven ilustradora muy vinculada a Aragón que recientemente ha expuesto su obra en el Centro Ibercaja de Teruel. Buscando un acercamiento a su obra pero también a la ilustración contemporánea (una forma de arte en auge), la entrevistamos.

Abstract:
Cristina Alonso is a young illustrator closely linked to the region of Aragon. She recently exhibited her work in the Centro Ibercaja de Teruel. This interview asks her about that exhibition and contemporary illustration in Spain.

Palabras clave castellano: ilustración, Cristina Alonso
Palabras clave inglés: illustration, Cristina Alonso

Julio Gracia: Cristina Alonso es una joven ilustradora de origen catalán, que reside y desarrolla su trabajo en Valencia. Sin embargo, su vínculo familiar y personal con Aragón, le ha llevado a participar en propuestas expositivas surgidas de colectivos como Taller 26 o Galería Alternativa. En los últimos meses, ha formado parte de la iniciativa “Postales desde el limbo” (organizada por Estudio Versus en la sede de la Diputación Provincial de Zaragoza) y ha realizado una exposición monográfica en el Centro Cultural de Ibercaja de Teruel, motivo por el que la entrevistamos. Quedamos con ella en una pequeña terraza de El Carmen, en pleno centro de Valencia. Se divisa la Torre del Micalet -el campanario de la catedral- y, como de costumbre, la zona se encuentra bastante animada.

El inicio de la conversación es fácil: comenzamos hablando de la muestra, que fue prolongada por los responsables del Centro Cultural más de un mes de lo previsto y que cobijaba varias de sus principales obras, como See you Later (una ironía gráfica sobre la muerte, vinculada al nacimiento) o Life (Eva a modo de dríade, o viceversa). Una pregunta surge desde un prisma acostumbrado a considerar a texto e imagen como dos realidades totalmente indisolubles al hablar de ilustración ¿Por qué las obras se encontraban presentadas sin el texto al que, teóricamente, acompañan? ¿Consideras quizás que tu obra tiene una capacidad simbólica suficiente, como para alejarse del texto y ganar total autonomía?

Cristina Alonso: Me gusta pensar que una imagen vale más que mil palabras. La metáfora tiene el don de transmitir ideas inefables con resonancia emocional. Concebí cada obra de la exposición como una pequeña poesía visual, con varios niveles de lectura a los que el público pudiera acceder y completar su significado dependiendo de su vivencia personal. Y en ese contexto creo que el texto resultaría redundante.

JG: Impartiste además en relación a la exposición un taller para niños ¿Cómo fue la experiencia?

CA: Aprendí mucho de ellos. Trabajar con niños me imponía respeto, y sin embargo resultó una experiencia muy grata y divertida.

JG: Los niños son un público exigente ¿Qué vieron en tus obras?

CA: Precisamente, lo que más me impresionó fue la cantidad de preguntas que tenían sobre cada una de mis “metáforas visuales”, porque realmente despertaban su curiosidad: entendían muchos símbolos y conceptos complejos, que en un primer momento podrían estar más relacionados con un mundo adulto. Algo que me encantó comprobar, además, fue la efervescencia creativa de todos ellos: sus trabajos estaban llenos de vida, ideas y sueños.

JG: La imaginación infantil es fuente de inspiración para numerosos artistas. Los niños tienen la capacidad de comprender de manera intuitiva, más allá de lo superficial.

CA: Sí, la experiencia me permitió afianzar la idea de que, si todos dibujamos de pequeños, deberíamos seguir dibujando de adultos y no olvidarlo en base a la idea de “no sé hacerlo bien”. Comparar nuestro trabajo con lo académicamente correcto, con nociones de perspectiva y anatomía, caducó hace mucho. Dibujar es una forma de expresión natural y casi terapéutica.

JG: ¿Ves de este modo la ilustración? ¿Utilizas algún método a la hora de abordar tu trabajo?

CA: En efecto, una vez he acotado el formato en el que debo trabajar la obra, lo primordial para mí es comenzar con el concepto. Me gusta buscar ideas atractivas mediante diminutos bocetos y dibujo automático muy rápido. Es una forma de investigar, desechar material y conectar con otros conceptos que en un principio no me hubieran interesado, pero que terminan siendo uno de los pilares del trabajo. Todo lo demás: dibujo, entintado, color, etc., forma parte de un proceso más técnico con el que trato de experimentar, buscando nuevas vías expresivas para insuflarle a mi trabajo más alma.

JG: Imagino que varía en función del encargo.

CA: Por supuesto, en los encargos donde tengo un briefing muy acotado y menos libertad creativa, debo ceñirme al mundo de conceptos y datos técnicos del cliente. Aun así, siempre trato de dejar una huella personal, lo más marcada posible, en todas mis ilustraciones.

JG: En relación a lo anterior, me ha llamado especialmente la atención tu serie sobre La Creación en la que parece que desgranas las distintas etapas del proceso creativo del ilustrador ¿Qué intentas transmitir a través de ella?

CA: Con La Creación: englobo a una colección de ilustraciones personales que comenzaron como un pequeño juego introspectivo: la idea literal de “dibujarse a uno mismo”, desde la desnudez, me permitía no sólo hablar de las fases más técnicas de mi trabajo, sino de mostrar al público que cada obra es un medio para la construcción personal del artista y la autoafirmación de un estilo íntimo y coherente.

JG: En este sentido, ¿crees que la practicidad (el carácter útil de la ilustración) y su dimensión artística deben alcanzar un equilibrio en la balanza? ¿Lo alcanzan en tu obra, o el platillo se encuentra más inclinado hacia una u otra dimensión?

CA: Creo que hay muchos casos donde ese equilibrio no existe ni es necesario: en los manuales de instrucciones o libros de texto ilustrados, por ejemplo, la finalidad debe ser eminentemente didáctica y la artística debe pasar a un segundo plano. Con esto no pretendo decir que lo práctico esté reñido con lo estético: en muchas ocasiones es todo lo contrario y de la combinación de ambos resultan obras geniales (y a mi forma de ver, más interesantes). Algunos de los ilustradores que más me atraen sí que buscan conseguir ese justo medio, que a mi entender es complejo. Personalmente trabajo mucho por intentar que así sea.

JG: La obra de Cristina remite a un crisol de influencias diversas, desde el onirismo prerrafaelita hasta las pin-up o el contemporáneo, y también aragonés, Luis Royo. En el último año no sólo ha realizado una intensa actividad expositiva, sino que además ha publicado su obra en Figurines de moda. Técnicas y estilos, de Editorial Anaya. La siguiente pregunta es obligada ¿Cómo y dónde te ves de aquí a dentro de cinco años?

CA: Mi vida profesional ha cambiado tanto en el último año, que prefiero centrarme en proyectos a corto y medio plazo. Actualmente estoy empezando a trabajar en ilustración editorial y publicitaria de moda, en el extranjero, y desearía seguir creciendo en estos sectores mientras desarrollo proyectos propios de álbum o libro ilustrado, especialmente para el público adulto, aunque tampoco descarto el infantil.

JG: ¿Te planteas en algún momento realizar trabajos como diseñadora gráfica o en otros campos?

CA: Ilustración y diseño gráfico son hermanos para mí, por lo que me es imposible desarrollar mi carrera sin estar en constante contacto con el diseño. En estos momentos me interesa este campo en tanto que me permite crear una obra más completa y rica al combinarlo con la ilustración, además de presentarla en su entorno idóneo. Se trata de un acercamiento que vivo desde el respeto y la experimentación, pues aún tengo mucho que aprender. También me atrae el diseño de moda aplicado al figurín y el lettering.

JG:¿Cómo ves el terreno de la ilustración en España, en general, y en Valencia, en particular?

CA: Vivimos un auge en todo el país: los autores y los espacios dedicados al cómic y a la ilustración están creciendo exponencialmente, y el público adulto general (no sólo el especializado o el infantil/juvenil) se muestra cada vez más ávido de cultura visual e historias gráficas. En Valencia este “boom” está teniendo especial resonancia, como creo que evidencian el sinfín de eventos que se están celebrando: Ilustrafic, el Circuito de Ilustración o el próximo Tebeo Valencia son sólo algunos ejemplos de ello.

JG: Pero, a pesar de este auge, ¿crees que se ha producido una homologación en cuanto a prestigio del ilustrador y retribución económica, con respecto a otros países a los que sí que nos parecemos, por ejemplo, en términos de ocio o entretenimiento (es el caso de Francia o Italia)?

CA: No, creo que sigue existiendo un abismo al compararnos con otros países, especialmente con la zona franco-belga. La mentalidad general va cambiando, pero los ilustradores aún seguimos muy desprotegidos; por desgracia, abusos, explotación e intrusismo laboral están a la orden del día: aún nos queda un largo camino que recorrer.

Julio Andrés GRACIA LANA
Doctorando en el Depto. de Hª del Arte, Univ. de Zaragoza

‘Edición Limitada’, feria de obra gráfica

Los días 19 y 20 de septiembre se celebrará en Zaragoza la feria de obra gráfica “Edición Limitada”, donde podréis encontrar algunas de mis láminas al precio especial de ¡13 €!

El horario de la feria abarcará dos días de visita al público; viernes 19 de 17:00 a 21:30 y sábado 20 de 11:00-14:00 y de 17:00-21:30, en la galería de arte LA SALA (Calle de las Armas, 78, 50003, Zaragoza). 

 

Cristina Alonso

 

“Edición limitada” tiene como objetivo difundir el arte emergente y promocionar y apoyar a los artistas locales. Hemos realizado una selección de profesionales en este ámbito que actualmente se encuentran en la comunidad. Los visitantes tendrán contacto directo con los artistas y podrán adquirir directamente su obra.

La feria está organizada por Galería Alternativa y por LA SALA Galería de Arte. Colabora Estudio de diseño Tropical.

Más información en el evento en Facebook y en su página.